Define tu público

El primer paso para crear cualquier tipo de contenido es pensar en quién es tu público. Piensa en tus futuros estudiantes. ¿A quién le interesará hacer tu curso? En este artículo, te guiaremos durante todo el proceso.

No enseñes pensando en «todo el público»

Los cursos dirigidos a un público específico son más relevantes y atraen más a los estudiantes. Es más probable que tengas éxito en Udemy si creas un curso con un perfil de estudiante específico en mente. Céntrate en satisfacer las necesidades de los estudiantes que puedan obtener mayores beneficios del contenido del curso en lugar de dirigirlo a un público demasiado amplio. Por ejemplo:

HAZLO más específico: Personas que acaban de conseguir un nuevo puesto de trabajo a las que les falta confianza para hablar en público y quieren mejorar sus habilidades para impulsar su carrera.

NO LO HAGAS demasiado genérico: Cualquier persona que quiera aprender a hablar en público.

Identifica a tus estudiantes ideales mediante una serie de preguntas

Para identificar a tus futuros estudiantes, responde las siguientes preguntas acerca de sus motivaciones, conocimientos e intereses:

  • ¿Qué objetivos, intereses o desafíos llevan a los estudiantes a realizar un curso sobre el tema que propones?
  • ¿Para quién es apropiado el contenido? 
  • ¿Para quién no lo es?
  • ¿Con qué habilidades o conocimientos previos deben contar antes de interactuar con el contenido?
  • ¿Cómo se siente el público con respecto al contenido?

Si te resulta complicado definir tu público, piensa en lo contrario: a quién no va dirigido el curso. 

Piensa en tu propia experiencia cuando estabas formándote sobre este tema o familiarizándote con el contenido al intentar delimitar el público al que te quieres dirigir. Eso te ayudará.

Una vez hayas identificado a tu público ideal, piensa en ellos durante todo el proceso de creación del curso. Crea tu curso en línea poniéndote en la piel de esos estudiantes.

¿Preparado para crear tu curso? ¡Vamos allá!

Crear un curso