Volver a Udemy

Crea un esquema del curso

Antes de empezar

Antes de profundizar en tu curso, plantéate un enfoque de planificación inversa. Empieza definiendo tus objetivos de aprendizaje y, cuando lo hayas hecho, diseña las secciones, clases y actividades de práctica del curso teniendo en cuenta esos objetivos. Encontrarás más información sobre cómo crear objetivos de aprendizaje en nuestra guía para crear tus objetivos de aprendizaje.

¿Qué hace que una experiencia de aprendizaje sea buena?

Los cursos más asombrosos están bien estructurados y guían a los estudiantes a través de la materia de una forma organizada y cuidadosa. Ayudan a los estudiantes a desarrollar sus conocimientos y su confianza con una introducción, un desarrollo y un final claros. También incorporan diversas clases y oportunidades de práctica, como clases en vídeo y en texto, cuestionarios, ejercicios de codificación, tareas y exámenes de prueba

Por norma general, lo idóneo es orientar cada sección de un curso a un único objetivo de aprendizaje e incluir clases que cubran los conceptos y las oportunidades de practicar para que los estudiantes puedan alcanzar dichos objetivos. No intentes abarcar demasiado con una sola clase; es mejor que sean breves y que se centren en un tema, una habilidad o una materia concretos.

Consejo: Ten en cuenta los módulos cuando decidas la estructura de tu curso. En ocasiones, los estudiantes buscarán una habilidad concreta o la respuesta a una pregunta específica y solo les interesará una única clase o incluso una parte determinada de una. ¿Has creado y etiquetado los componentes de tu curso de forma que un estudiante que solo esté echando un vistazo pueda encontrar fácilmente lo que necesite?

Empieza con una plantilla de esquema del curso

Da el primer paso para diseñar tu curso con nuestra plantilla de esquema recomendada. Este recurso, que emplea prácticas recomendadas de diseño del aprendizaje, te ayudará a estructurar tu curso de forma eficaz y a cimentar una buena base para la experiencia de aprendizaje que vas a crear.

Crea el esquema del curso

Piensa en tu curso como si fuera una historia. Debe tener tres partes, una introducción, un desarrollo y un final, que sigan un planteamiento lógico que desarrolle el conocimiento y las habilidades de manera clara y con sentido. También debe funcionar para los estudiantes que solo necesiten una clase concreta. 

Introducción del curso

El objetivo de la introducción del curso es motivar y enganchar a los estudiantes, ya que puede que todavía no tengan claro si tu curso es adecuado para ellos. La introducción puede ser más o menos larga en función de la duración total del curso, pero creemos que lo mejor es no pasar de unos 10 minutos. Empieza tu curso con lo siguiente:

  • Clase introductoria: hazla breve y sencilla, de 2 a 4 minutos. Preséntate y explica por qué eres la persona más adecuada para impartir este curso. Establece las expectativas adecuadas y explícales a tus estudiantes qué aprenderán y qué serán capaces de hacer al final del curso.
  • Clases educativas: presenta el tema de tu curso y los conocimientos básicos que deben tener los estudiantes para comprender los conceptos del curso. Es recomendable mencionar las cosas que pueden esperar lograr los estudiantes cuando entiendan los conceptos más avanzados del curso.
  • Actividad de participación: haz que los estudiantes participen de inmediato proponiendo una actividad durante las primeras clases del curso. Puede ser un ejercicio o una actividad de reflexión, y es una buena forma de motivar a los estudiantes.

El desarrollo

Esta es la parte principal del curso, donde explicarás la materia y propondrás actividades y evaluaciones para que los estudiantes practiquen y evalúen lo que están aprendiendo. Esta parte del curso debe incluir secciones, que consisten en clases, actividades de práctica y materiales de referencia. Cada sección, clase y actividad de práctica debe cumplir un objetivo de aprendizaje concreto.

  • Secciones: céntrate en cubrir un objetivo de aprendizaje por cada sección. Asegúrate de que las secciones se complementan entre sí para cubrir todas habilidades que tu curso promete abordar en los objetivos de aprendizaje.
  • Clases: cada sección puede contener tantas clases como necesites para que tus estudiantes a alcancen el objetivo de esa sesión. Céntrate en un objetivo de aprendizaje o concepto por clase para que sea fácil para los estudiantes avanzar por el curso. Graba vídeos cortos, idealmente de entre 3 y 6 minutos (los estudiantes de empresas atareados te lo agradecerán especialmente). Para temas técnicos o complicados puede que tengas que hacer clases más largas.
  • Actividades de práctica y evaluaciones: incluye al menos una actividad de práctica o una evaluación por sección, para así ofrecer a los estudiantes la oportunidad de aplicar sus conocimientos y que se hagan una idea de la medida en la que están cumpliendo los objetivos de aprendizaje. Estas actividades son esenciales para que el aprendizaje sea eficaz, y los cursos más destacados de Udemy suelen ofrecer una mezcla variada de diferentes proyectos, actividades de práctica, cuestionarios y otros elementos. Encontrarás más información en nuestra guía para planificar tus actividades de práctica y evaluaciones.
  • Materiales de referencia: no te olvides de anotar cualquier recurso adicional que quieras incluir en cada sección. Pueden ser listas de verificación, hojas de ejercicios, plantillas, soportes visuales, notas en PDF, código fuente y enlaces adicionales, según creas necesario.

La conclusión

Termina tu curso con una conclusión sólida que motive a los estudiantes a poner en práctica lo aprendido. 

  • Clase final: como mínimo, incluye una clase de felicitación al final en la que resumas los puntos más importantes del curso, agradezcas a tus estudiantes por su tiempo y los dejes con una sensación de realización.
  • Clase extra: es opcional, pero puedes incluir una clase extra después de tu clase final. Puedes usarla para promocionar otros cursos o productos, pero asegúrate de seguir nuestras reglas y directrices sobre las clases extra.

Conclusiones clave

  • Usa nuestra plantilla de esquema del curso para diseñar tu curso siguiendo prácticas recomendadas de diseño del aprendizaje. Cada sección, clase y actividad de práctica debe cumplir un objetivo de aprendizaje concreto.
  • Preséntate y describe tu tema con un buen gancho y una actividad que capte el interés de los estudiantes desde el primer momento.
  • Un concepto por clase: no intentes abarcar demasiada información con una sola clase. La sencillez ayudará a los estudiantes a navegar por tu curso y encontrar lo que necesiten.
  • Diseña clases cortas. Muchos estudiantes prefieren clases cortas, especialmente los estudiantes de empresas atareados.
  • No te olvides de ofrecer recursos y oportunidades para practicar. Los estudiantes necesitan poner en práctica y valorar sus habilidades, y suelen preferir los cursos con actividades de práctica antes que los que no las incluyen. 
  • Termina tu curso con un mensaje motivador para que tus estudiantes se lancen a aplicar sus nuevas habilidades.

Más recursos

¿Preparado para crear tu curso? ¡Vamos allá!

Crear un curso